jueves, 1 de enero de 2015


FABRICA DE MOLDES

A las puertas de lo que en su día fue un fabrica de moldes, oímos el rugir de un toro mecánico devorando los escombros, las entrañas, los viejos restos del lugar. Hablando con el chatarrero contratado para la limpieza y desmantelamiento de la nave, nos permitió adentrarnos y realizar lo que seguro fueron las últimas fotografías, el último testigo, la última bocanada del resultado de una crisis devastadora que arrasó con todo lo que encontró a su paso.

Aqui os dejo el testimonio de lo que allí quedaba, hasta siempre......













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada